Editorial

Competencias básicas en la normativa actual: a por ellas.

Tenemos que empezar a familiarizarnos con las competencias básicas del currículo de la Enseñanza Básica. Las competencias básicas son aquellas que deben estar desarrolladas por el alumnado al terminar la enseñanza obligatoria, con la finalidad de lograr su realización personal, ejercerla ciudadanía activa, incorporarse de modo satisfactorio a la vida adulta, y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. A partir el curso escolar 2007/2008, la evaluación del proceso de enseñanza aprendizaje abarca un elemento novedoso: el desarrollo progresivo y adquisición de las competencias básicas. La Ley Orgánica de Educación 2/2006 de tres de mayo (LOE) define en el artículo 6.1 el currículo como el conjunto de objetivos, competencias básicas, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación. El Real Decreto 1513/2006 de 7 de diciembre establece las enseñanzas mímicas de la Educación Primaria y el Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, establece las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria, y con ellas las competencias básicas que los alumnos/as tienen que adquirir a lo largo de la Enseñanza Básica, así como la contribución de todas las materias al desarrollo de las mismas. El artículo 3 de la LOE establece que la Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria constituyen la Educación Básica, etapas para el desarrollo de las competencias básicas.
En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europea se han identificado ocho competencias básicas para la enseñanza básica: competencia en comunicación lingüística, competencia matemática, competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico, tratamiento de la información y competencia digital, competencia social y ciudadana, competencia cultural y artística, competencia para aprender a aprender, autonomía e iniciativa personal. A modo de resumen, y extraído de la normativa mencionada, se indica la contribución de las matemáticas al desarrollo de las competencias básicas.

1. Competencia en comunicación lingüística.
Las matemáticas es un área de expresión que utiliza continuamente la expresión oral y escrita en la formulación y expresión de las ideas. En particular en la resolución de problemas, adquiere especial importancia la expresión tanto oral como escrita de los procesos realizados y de los razonamientos seguidos. El propio lenguaje matemático es, en sí mismo, un vehículo de comunicación de ideas que destaca por la precisión en sus términos y por su gran capacidad para transmitir conjeturas gracias a un léxico propio de carácter sintético, simbólico y abstracto.

2. Competencia matemática.
Es obvio que el área de matemáticas contribuye con mayor peso al desarrollo de esta competencia. Forma parte del propio objeto de aprendizaje matemático el desarrollo de la capacidad para utilizar distintas formas de pensamiento matemático, con objeto de interpretar y describir la realidad y actuar sobre ella, razonar matemáticamente, comprender una argumentación matemática y expresarse y comunicarse en el lenguaje matemático, utilizando las herramientas matemáticas adecuadas e integrando el conocimiento matemático con otros tipos de conocimiento. La competencia matemática consiste en la habilidad para utilizar y relacionar los números, sus operaciones básicas, los símbolos y las formas de expresión y razonamiento matemático, tanto para producir e interpretar distintos tipos de información, como para ampliar el conocimiento sobre aspectos cuantitativos y espaciales de la realidad, y para resolver problemas relacionados con la vida cotidiana y con el mundo laboral.

3. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.
La discriminación de formas, relaciones y estructuras geométricas, especialmente con el desarrollo de la visión espacial y la capacidad para transferir formas y representaciones entre el plano y el espacio, contribuye al desarrollo de esta competencia.

4. Tratamiento de la información y competencia digital.
La incorporación de herramientas tecnológicas como recurso didáctico para el aprendizaje y para la resolución de problemas contribuye a mejorar esta competencia de los estudiantes, del mismo modo que la utilización de los lenguajes gráfico y estadístico ayuda a interpretar mejor la realidad expresada por los medios de comunicación

5. Competencia social y ciudadana.
Las matemáticas se utilizan para describir fenómenos sociales, fundamentalmente a través del análisis funcional y de la estadística. A través del análisis funcional y de la estadística, se aportan criterios científicos para predecir y tomar decisiones. También se contribuye a esta competencia enfocando los errores cometidos en los procesos de resolución de problemas con espíritu constructivo, lo que permite de paso valorar los puntos de vista ajenos en plano de igualdad con los propios como formas alternativas de abordar una situación.

6. Competencia cultural y artística.
El mismo conocimiento matemático es expresión universal de la cultura, siendo, en particular, la geometría parte integral de la expresión artística de la humanidad al ofrecer medios para describir y comprender el mundo que nos rodea y apreciar la belleza de las estructuras que ha creado. Cultivar la sensibilidad y la creatividad, el pensamiento divergente, la autonomía y el apasionamiento estético son objetivos de esta materia.

7. Competencia para aprender a aprender.
Las técnicas heurísticas constituyen modelos generales de tratamiento de la información y de razonamiento y consolida la adquisición de destreza, autonomía, perseverancia, sistematización, la reflexión crítica y la habilidad para comunicar con eficacia los resultados del propio trabajo.

8. Autonomía e iniciativa personal.
Contribuyen los propios procesos de resolución de problemas, planificando estrategias, asumiendo retos y aprendiendo a convivir con la incertidumbre controlando al mismo tiempo los procesos de toma de decisiones.

Queremos también destacar que se ha incluido un bloque de contenidos comunes que constituye el eje transversal vertebrador de los conocimientos matemáticos que abarca entre otros, a un tema básico del currículo: la resolución de problemas. No podremos olvidar la doble funcionalidad del aprendizaje de las matemáticas en estas etapas: se aprende matemáticas porque son útiles en otros ámbitos (en la vida cotidiana, en el mundo laboral, para aprender otras cosas, para resolver problemas,...) y, también, por lo que su aprendizaje aporta a la formación intelectual general, en concreto las destrezas susceptibles de ser utilizadas en una amplia gama de casos particulares, y que contribuyen, por sí mismas, a potenciar capacidades cognitivas de los discentes.

En nuestra enseñanza cotidiana de la materia habrá que tener muy en cuenta las competencias básicas señaladas y orientar la metodología hacia la consecución de las mismas. Un trabajo que los distintos departamentos tendrán que abordar será clarificar las competencias básicas, graduarlas, establecer la metodología adecuada para su consecución con acciones concretas en el aula coordinadas en el centro, y finalmente un modelo de evaluación. Ánimo y a por ellas.

Algunas direcciones de interés:
http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/udg/ord/documentos/docinteres/Documento3.pdf
http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/udg/ocr/documentos/LOE_competencias_basicas.pps
http://www.eduteka.org/comenedit.php3?ComEdID=0018

ecoestadistica.com